29 de Abril de 2010

Seguid intentándolo

Posted by Paranoid en Miscelánea | 22:30

La industria de la TV se aplica con cada día más intensidad en hacer caja en el hogar Lalau-Paranoid. De momento aguantamos. ¿Hasta cuando?

Hace como dos años y medio, cuando aterricé sin hacer ruido en esta ciudad, dotamos al piso que aún habitamos con una televisión acorde con su tamaño: catorce pulgadas de pantalla abombada ocupaban un esquinazo (una esquinita, para ser exactos) de nuestro salón (cito). Era la clásica tele-sobra que te traes de casa de tus padres junto con los tuppers de pasta y el bote con caldo de cocido.

Tras meses de dejarnos los ojos en esa bonita aventura que es ver la tele (lo poco que lo hacíamos), nos topamos con un aparatejo nuevo, más grande, igual de barato y completamente a la moda. ¿Qué se impone la pantalla plana? Pues toma una. Muchas gracias señor banquero por adecuar nuestra vivienda a las exigencias de la industria.

Claro que eso de que fuera gratis no le gustó a la Asociación de Magnates Fabricantes de Televisores (AMFT), capitaneados por Tío Gilito y Rich Uncle Pennybags. Por alguna razón, necesitaban, o incluso nos exigían, que gastásemos dinero en ellos, así que se inventaron la TDT en connivencia siempre con los diferentes canales de televisión y el Gobierno de turno. Había tres posibilidades: que adquiriéramos un televisor nuevo con el sistema integrado, que nos hiciéramos con un DVD o HD grabador que también aportase TDT (ni DVD tenemos, oigan) o que cayéramos en la trampa del descodificador. Eso hicimos, pero nos dimos el gustazo de comprar el más barato que encontramos (sin visitar tiendas de chinos). Rondó los 20 €.

Por supuesto, esto no podía acabar aquí: la (AMFT) sopesó la situación, estudió sus cartas y se decidió por una jugada digna de los bajos fondos napolitanos. ¿Piernas rotas? ¿Disparo en las rodillas? ¿Costillar dolorido sin dejar marcas? No, algo peor, el castigo psicológico que supone cambiar de canal sin cesar en dirección ascendente o descendente, según el día, con parada fortuita en Veo, Intereconomía o Telemadrid. Lo más granado. Paralelamente, las cadenas han comenzado a emitir en pantalla panorámica. “¿Qué no caes por el lado TDT? Pues te vas a quedar sin ver un rótulo en condiciones (esto incluye los marcadores del fútbol, esos de la esquina superior izquierda) y sin enterarte de “pequeños detalles” que ocurren a ambos extremos de la escena. A ver si aprendes.”

Y como no aprendo, un paso más. LG presenta su nueva pantalla de tecnología LED 3D (lo encontraréis fácilmente en Google) para sentir como te sobrevuelan las balas mientras ves cualquier película bélica. No hablo de lo que sobrevuela si pones una porno. Pronto esta tecnología se convertirá en lo “ultimérrimo”, ese tipo de cosas que si no tienes en casa no eres nadie, y toda la sociedad se verá bombardeada con anuncios que nos harán ver la necesidad de comprar y comprar y comprar. Y cuanto antes mejor, que luego llegará la TV que también emite olores o que te permite colarte en las series para luchar contra el tal Águila Roja y habrá que cambiar de nuevo. No vaya a ser que nos quedemos obsoletos sin remedio y completamente marginados. Ninguna marca, bienintencionadas ellas, quiere que eso ocurra.

Paranoid escucha A Punch Up at a Wedding, de Radiohead

Una respuesta a ' Seguid intentándolo '

Subscribe to comments with RSS or TrackBack to ' Seguid intentándolo '.

  1. conway ha dicho,

    el 7 de Mayo de 2010 a las 17:30

    ¡¡¡Antiguo!!! Compra una tele en condiciones y deja de llorar. Que pareces de los Alcántara, leñe.
    Y de paso compra un DVD (no te digo ya un Blu ray).
    JIPI.

Leave a reply

:mrgreen: :neutral: :twisted: :shock: :smile: :???: :cool: :evil: :grin: :oops: :razz: :roll: :wink: :cry: :eek: :lol: :mad: :sad: