14 de Agosto de 2012

Sustracciones en el frío

Posted by Paranoid en Miscelánea | 17:54

Cosas que te pueden pasar cuando se comparte frigorífico (extraído de una conversación de ayer). Por 25 pesetas, como diría Estadella en el Un, dos, tres:

● Que tu compañera de piso utilice tu leche y, para disimular, rellene el brick con un buen chorro de agua.

● Que ese con el que compartes piso robe productos como, por ejemplo latas de atún, y luego te comente: “Oye, que no sé si te habrás dado cuenta, pero te has quedado sin atún. No se te olvide comprar”.

● Dejar dos tuppers dentro de una bolsa en el frigorífico del curro. Que alguien abra la bolsa, mire en el primer tupper, no le convenza el contenido (pescado), revise el segundo y se coma las croquetas caseras. El contenedor, por supuesto, se queda donde estaba.

● Y claro, el clásico de la leche en el curro. Alguien te pregunta. Tú, de forma sorprendente, siempre llevas leche en el coche (siempre, sí, otro día contaré la historia), así que le das un litro. Esa persona lo comienza. Lo usa mínimamente para completar un café con leche y lo deja en la nevera. Al día siguiente queda el culín.

● Otro laboral. Bandeja de fruta que Lau deja en el frigorífico con una pieza, una sólo, para la tarde. Cuando baja tan contenta a por ella, el recipiente sigue allí, sí, pero no la fruta…

Paranoid escucha Neutral Milk Hotel