28 de Enero de 2011

Lo que tiene volar…

Posted by Paranoid en Miscelánea | 1:09

Dos aspectos que se me olvidó comentar sobre el vuelo de ida a Barcelona, el pasado lunes (el de vuelta ha sido esta noche…).

El primero parece de coña y es una muestra más de la alienación a la que se puede llegar en ciertos momentos y lugares. Zona de salidas del aeropuerto de Valladolid. Puerta de embarque. Tiempo para que se abriera, unos 30 minutos. Por los altavoces suena el pitido clásico que precede a un anuncio. Todo el mundo se pone en pie. Todos menos cuatro, que seguimos sentados a lo nuestro. Empieza una voz: “Atención…”. La gente se apresura a coger sus maletas y corre hacia la puerta en cuestión. Sigue la voz: “… se ruega a los propietarios de los vehículos aparcados en zona prohibida frente a la terminal que salgan para cambiarlos de lugar”. Total, un mensaje que no tenía nada absolutamente que ver con los que allí nos encontrábamos. Es igual. La mayoría de los que se levantaron se dio más prisa aún para pillar mejor hueco en la cola y poder esperar, de pie, nerviosos, durante media hora para embarcar.

El segundo, como una hora después. Parece que el avión se encuentra próximo a aterrizar. Un tipo, miembro de la tripulación y también, parece, de algún grupo de hooligans del fútbol británico se acerca al micrófono y comienza a soltar el discurso habitual (que si ya llegamos, que si hace esta temperatura, que si abróchense los cinturones…) en inglés. De repente se calla y se parte de risa. Durante un minuto no hace más que soltar carcajadas apoyado en la pared del avión sin razón aparente. Se calma. Respira. Nos mira. Termina: “Ahora procederemos a atenuar las luces del interior de la aeronave como indican las normas de Aviación Civil para el aterrizaje. Si lo desean, pueden encender sus luces individuales para crear una atmósfera más romántica. Gracias.” Cuelga el micro, y se larga. Por cierto, se asemejaba a Benzemá.

La política de comunicación de Ryanair llega hasta límites inimaginables.

Paranoid escucha Holywater

25 de Enero de 2011

Vacaciones

Posted by Paranoid en Miscelánea | 12:47

Esto como lo de las temperaturas en verano. En el momento de sufrirlas siempre pensamos que son las más calurosas que recordamos. Más tarde, miles de estudios suelen demostrar lo contrario.

Voy a disfrutar de unos días de vacaciones. Algo más de una semana, sólo eso, pero suficiente para mis propósitos: respirar un poco. Si miro hacia atrás podría jurar que nunca, nunca hasta ahora, había necesitado tanto unos días libres como ahora. Ya, como lo de los veranos, pero creo que acierto y juego con la ventaja de que ningún sesudo investigador de ninguna sesuda universidad va a probar lo contrario.

Acabo de comprobar que salvo algún puente y algún día de fiesta, desde agosto no he conocido una libertad de duración suficiente como para tomármela en serio. Y aquellos días una sombra negra no demasiado amigable nos acompañó con toda su negatividad. Ahora el espectro se ha reconvertido a algo sin forma ni génesis definidas. Es algo que está siempre ahí, latente o plenamente mostrado, al frente de la existencia o escondido mientras espera el momento adecuado para manifestarse. Yo siempre lo definí como hastío, un concepto-saco en el que tienen cabida tantos y tantos condicionantes que hacen de una vida algo más complicado de lo que en principio tenía que ser.

Veremos si estos días sirven para alejar momentáneamente estos condicionantes reconcentrados. Tanto si esto ocurre como si no, las vuelta tiene que llegar con un punto de partida bajo el brazo. Empieza a parecerme necesario.

Paranoid escucha… la radio

9 de Enero de 2011

Desinformativos de Telemadrid

Posted by Paranoid en Miscelánea | 19:44

Hace unas semanas me indigné profundamente, algo que me ocurre cada vez más a menudo, mientras veía Diario de la Noche, el informativo nocturno de Telemadrid. Ya sé que me arriesgaba, pero lo cierto es que comencé a escucharlo (al principio sólo lo escuchaba) de pura casualidad. Luego me quedé. La manipulación, el principal argumento para hacerlo. ¿A qué viene escribir esto ahora? A una noticia que actualiza algo el tema.

En este enlace se puede ver el programa completo en la página de Telemadrid. Lo realmente divertido (por decirlo de alguna forma) comienza en el minuto 14:17, aunque lo anterior se puede calificar como el calentamiento.

El punto fuerte es el tratamiento que en el programa hacen de aquel asesino múltiple, el tipo de Olot que disparó y mató a 2 constructores y 2 empleados de un banco, a los primeros por despedirle, a los segundos por, al parecer, rechazar algún cheque sin fondos, o una historia parecida. En el Diario de la Noche, Ana Samboal, con un estilo muy de fiscal de película de bajo presupuesto, charla con Enrique Rojas, reconocido psiquiatra, sobre los hechos y las motivaciones que llevaron al asesino a tirotear a sus mentes.

La situación la siguiente: la presentadora pregunta y el psiquiatra contesta. La presentadora relaciona hasta en cuatro ocasiones los hechos con la crisis económica, los cuatro millones de parados, el desasosiego que esto produce. El psiquiatra contesta con cierta profesionalidad, habla de desequilibro mental, de un problema extremo de rencor, de razones reales por las que el individuo ha llegado a tomar, y ejecutar, esta situación. Ana Samboal insiste, inquiere de nuevo y disimula, en una ocasión, cuestionando al experto si las negativas perspectivas económicas pueden llevar a más personas a hacer lo mismo. Enrique Rojas contesta que no.

Hacía tiempo que no me aventuraba en este mundo particular en el que se ha convertido la cadena autonómica, pero veo que lejos de cambiar, todo se ha radicalizado. La revisión del caso del asesino de Olot (pobre localidad, ahora se la conoce por esto además de por aquel famoso secuestro) resulta un ejemplo, parece que uno más. La periodista se empeña en buscar una justificación a los hechos en la situación económica, en esta negra realidad en la que nos ha metido el Gobierno de Zapatero (no aventuro, basta con ver el programa, el culpable lo tienen claro). Me parece una posición por lo menos peligrosa. ¿Cuántos parados existen en España sin prestación hoy en día? ¿Cuántos de ellos han de alimentar a una familia o pagar una hipoteca/alquiler? ¿Son todos personajes susceptibles de agarrar un arma, elegir enemigos y asesinar a unos cuantos en un momento dado? Como nos fiemos de lo que parece afirmar o intenta comunicar Ana Samboal…

Comentaba antes que a qué viene todo esto. Simplemente se trata de una reflexión que rondaba mi cabeza reactivada tras leer esto. ¡Sorpresa! El asesino disponía de 30.000 euros en dos depósitos a plazo fijo y no contaba con ninguna hipoteca. Vaya, los problemas económicos son inexistentes. Este tipo llegó a un punto en su mente en el que era capaz de asesinar a cualquiera de sus víctimas por una discusión de aparcamiento o porque le negaran el saludo.

Lo siento Ana, tendrás que buscarte otra excusa para tú-vuestro bonito ejercicio de desinformación. Bonita cara se te habrá quedado.

Paranoid escucha Havalina