21 de Noviembre de 2010

Declaraciones de bienes y frases célebres

Posted by Paranoid en Miscelánea | 23:45

Los periodistas que sigan desde dentro la campaña electoral catalana se lo están pasando como enanos. No hay día que no ocurra algo (juegos descabellados, declaraciones estúpidas, anuncios a destiempo…). Ayer se terminó con el desternillante (por inválido) asunto de la declaración de bienes de cada uno, publicación a la que están obligados si son parlamentarios y que Joan Herrera ha liderado en esta ocasión.

Un pequeño resumen:

Artur Mas (CIU):

- Supongo que el más sincero. Tiene un piso valorado en 180.000 € (será valor catastral) y 322.000 € líquidos en diferentes productos (cuenta corriente, inversiones, planes de pensiones…), además de un coche a nombre de su mujer.

Montilla (PSOE):

- Bueeeeeno, podríamos creerle. 365.000 € en diferentes fórmulas y ni coche ni casa a su nombre.

Alicia Sánchez Camacho (PP):

- No lo olvidemos, candidata y presidenta del PP catalán. Tiene un piso hipotecado y 4.000 € en una cuenta. Nada más, dice. Ni inversiones ni vehículo propio.

Joan Puigcercós (ERC):

- Un piso de segunda mano en el barrio de Sants (con hipoteca de 700 €), un vehículo y el sueldo de presidente de parlamentario, del que dona entre el 20% y el 30% al partido. También indica que ha hecho obras en una casa de sus suegros.

Albert Rivera (Ciudatans):

- El 50% de un piso de 60 metros en La Garriga (150.000 € de hipoteca compartida que paga con el alquiler del piso). La mitad de otro piso de 90 metros por el que tiene una hipoteca de 300.000 euros para 35 añitos. También dispone de un Audi A3, una Yamaha FZ1 y 5.000 € en cuenta.

Joan Herrera (candidato ecosocialista):

- Vivienda con valor catastral de 55.000 €, una Renault Scenic valorada en 18.000 €, dos bicicletas (en total 500 €) y 7.000 € en cuenta corriente.

Quiero añadir la declaración que hizo Camps (presidente de la Comunidad Valenciana), por lo llamativa que me pareció:

- Es copropietario de una vivienda junto con su esposa, con la que comparte también una cuenta corriente con 2.779 en el momento del anuncio. Dispone de un plan de pensiones con 8.309 € y una cuenta propia con 905 € (también habrá subido desde entonces), así como un coche de 15 años de antigüedad. Nada más. Bueno, y unos trajes.

Tras hacer públicas sus cifras, Artur Mas ha comentado lo siguiente: “Han tenido un buen sueldo y no me creo que sean pobres como ratas. O tienen la mano agujereada o lo tienen todo a nombre de su pareja”. Y eso que no hablaba de Camps.

Todo esto me lleva a dos reflexiones. La primera es que nuestros pobres políticos, trabajan mucho y no sacan casi nada. Si yo hiciera una declaración de bienes no saldría muy diferente a la de cualquiera de los aspirantes, siempre sin contar a Montilla y Mas. La única diferencia, no tengo ni piso ni hipoteca, pero sólo con lo que me gasto en alquiler… Vamos, que son tan pringaos como yo o más. Así se entiende un poco mejor la presencia de corruptos en la esfera política española.

La segunda reflexión es más bien un agradecimiento y va dirigido a Artur Mas: gracias por considerarme pobre como una rata (o más aún). Le puedo asegurar que con mi sueldo, no quiero calcular cuantas veces gana usted más que yo, y en la ciudad en la que vivo, bastante hago con conseguir alimentarme y, de vez en cuando, darme un capricho de pobre. Pero los disfruto.

Luego que Mourinho es un canalla.

Paranoid escucha Peter Parker

18 de Noviembre de 2010

Conceptos revisados: Salario competitivo

Posted by Paranoid en Miscelánea | 23:47

Cuándo lo leí, no supe si echarme a reír o indignarme, pero los últimos acontecimientos han desequilibrado la balanza hacia las ganas de quemar contenedores y ocupar empresas. Ya no es sólo la mala calidad de los puestos de trabajo, a esto se unen también el cachondeo, el cinismo, la convicción de encontrarse en una posición de poder (es triste pero así) o simplemente la falta de atención y los errores a la hora de publicar ofertas, y esto último casi que no me lo creo.

Grupo Garben parece buscar a dos profesionales para gestionar contenidos web. Los responsables de la compañía quieren que dominen técnicas de publicación de contenidos (noticias y banners), así como las nociones necesarias para maquetarlos y personalizarlos. A cambio ofrecen: grandes posibilidades de promoción y desarrollo profesional, formación continua, estabilidad laboral y salarios competitivos. Rango salarial ofrecido: entre 12.000 euros brutos y 12.000 euros brutos al año.

Si echamos cuentas, ni aunque una sola persona se encargara de las tareas de ambos puestos (y cobrase los dos sueldos) obtendría una remuneración verdaderamente competitiva.

Como mínimo es triste.

Paranoid escucha Cuchillo

8 de Noviembre de 2010

La enorme boca del Papa

Posted by Paranoid en Miscelánea | 8:40

Hay ocasiones en las que la Iglesia Católica se supera a sí misma en cinismo, y eso que ya lleva unos cuantos años practicándolo. La última ocasión, esta reciente visita del Papa a España que, por otro lado, ha resultado bastante cansina.

Benedicto XVI, el máximo dirigente de la Iglesia en la tierra, protagonizó un momento estelar cuando se le ocurrió asemejar la situación actual en España a la de la II República. Habrá quien piense que fue un desliz o puro efecto del desconocimiento, pero a mi me parece complicado. El hombre respondió a la pregunta sin presiones, con todo el tiempo del mundo y supongo que sin dificultades para documentarse, la diplomacia vaticana lleva demasiado tiempo en funcionamiento como para ser incompetente en estos temas. Me resisto también a pensar que no previeron las consecuencias de afirmar tal cosa, a la vista está que son unos expertos publicistas.

Si hubiera tenido la oportunidad de hablar con plena libertad con Ratzinger, le habría pedido una pequeña aclaración tras su profunda, meditada y desafortunada declaración. Le habría preguntado a qué se refería exactamente cuando comparaba las dos épocas. No tengo claro si se trataba de una referencia al laicismo que se intentó imponer entonces (que no me hable del presunto laicismo actual). O a las persecuciones a sacerdotes ocurridas antes de la Guerra, que las hubo. O al total posicionamiento de la Iglesia con terratenientes en contra de la mejora en las paupérrimas y casi esclavizadotas condiciones de vida de los campesinos españoles. O al apoyo sin disimulo de la Iglesia a los golpistas en el levantamiento de 1936 contra el Gobierno legalmente constituido (apoyo que continuó después durante casi 40 años de represión y violencia)…

Con lo fácil que era callarse.

Paranoid escucha Muse

6 de Noviembre de 2010

Salamanca, toma libre

Posted by Paranoid en Sesiones (con Gordon Geco) | 20:59

Me imagino que una de las sensaciones más agradables que cualquiera de nosotros podría vivir es la de viajar al pasado con la facultad de barrer los aspectos más negativos del momento en concreto. Se trata de aquello de “quedarnos solo con lo bueno” (que tanto se escucha), pero llevado al extremo. Aunque por el momento viajar en el tiempo es imposible y amputar las partes tenebrosas de nuestras vidas pretéritas, complicado (se puede intentar mediante hipnosis, electrochoques y algunos tipos de drogas), hay momentos que se acercan a ese ideal.

A mi me ocurrió algo por el estilo hace un par de semanas, cuando volvimos de visita (una vez más, no es la primera), a Salamanca. No sé muy bien cuál fue el aspecto que convirtió este viaje en algo más intenso que el resto de los realizados desde entonces, desde los días en el periódico, pero algo había. Pasear por las calles de la ciudad de la mano de Lalau, advertir de nuevo la belleza del centro histórico, disfrutar de las charlas, las pausas, los cafés… acciones cotidianas que antes también lo fueron antes, pero siempre bajo la sombra psicológica de un día a día laboral profundamente desalentador.

El viaje al pasado estaba ahí, en cada una de las piedras de la Universidad, de los soportales de la Plaza Mayor o de las figuras que decoran la fachada de la Catedral. También en los bares nocturnos como el Country, esa parada obligada con tantos recuerdos como buenas canciones. Y la gente, por supuesto, siempre la gente. El filtrado, en este caso, resultaba muy sencillo. Para mi, quedarme con lo bueno era equivalente a eliminar buena parte de las jornadas laborales que allí vivimos, víctimas de mentes maliciosas, dañinas y terroristas, interminables estados de hastío y la inexperiencia que irremediablemente acompaña a la juventud.

Pero todo aquello se evaporó hace años, y con ello un velo maloliente que mancha parte de un periodo ligado aún al presente de una forma maravillosa. No todos los días se conoce a la persona más importante de la vida de cada uno y por eso, sólo por eso, algún día podría llegar a dar las gracias a ese tipo triste y con alma de marioneta que por aquel entonces me contrató.

No todos los días se vuelve allí con el único objetivo de disfrutar aunque sin poder (o querer) enterrar el sentimiento de que, de haberme pillado ahora, todo sería diferente. Supongo.

Paranoid escucha a Jean Michel Jarre