31 de Julio de 2009

Abandonado por vacaciones II

Posted by Paranoid en Miscelánea | 19:35

De nuevo. Si queréis pasar unos días por el Algarve, buscadme allí.

Paranoid escucha No Happy, de Serafin

30 de Julio de 2009

Sobrevivir

Posted by Paranoid en Miscelánea | 23:51

Debe de ser jodido que nazcas ciempiés, te agarre una musaraña y, en dos segundos, te fastidie la vida para siempre.

Qué impotencia, por Dios.

Paranoid escucha Creed

28 de Julio de 2009

Punta Galera

Posted by Paranoid en Sesiones (con Gordon Geco) | 9:29

Cruje. Todo cruje bajo el agua. Chasquidos infinitos que surgen de la nada, del todo. La respiración es ahora más que nunca una red de conductos, nada más. Esencial pero mecánica hasta en el sonido, un ambú ramificado dentro de mi cuerpo.

Floto liberado con la mente en blanco, sin pensar en que no hay que pensar. No existe rumbo ni preocupación por la deriva, cierro los ojos y sueño con desactivar el resto de los sentidos. La fina coraza de los párpados apenas puede contener la claridad ibicenca, pura, imparable, persistente. Pronto deja de ser importante. El rojo intenso pasa de estar ahí a formar parte de un mundo del que me evado con suavidad. Por un largo instante pertenezco al vacío.

El agua me rodea, se moldea, se adapta y me presiona de forma apenas perceptible. Me mece en el final de la tarde a una temperatura que apenas diferencio con la de mi interior. El movimiento es constante. Soy uno más. Millones de gotas de agua forman un ser implacable, inmenso y poderoso que me acoge como a uno más de los entes que en él conviven. El mar engulle todo lo que encuentra, lo estudia y, si no le convence, lo escupe de vuelta sobre la orilla. Pero todo con nobleza, no engaña. Creo que me tolera.

Oigo voces.

Paranoid escucha Protege moi, de Placebo

18 de Julio de 2009

Abandonado por vacaciones

Posted by Paranoid en Miscelánea | 18:57

Si necesitáis algo, estaré por Ibiza.

Paranoid escucha Blanca, de Nacho Vegas

17 de Julio de 2009

Indefinido

Posted by Paranoid en Miscelánea | 16:37

Esperad que hago cuentas. Recapitulo, más bien. Si pregunto a la Seguridad Social me dirán que he trabajado cuatro años y nueve meses por estos lares, por España (aunque seis meses no los cuento, curros en piscinas…). Si pregunto a Inland Revenue, me responderán que ellos me tienen fichado por tres meses allí, en Inglaterra, casi todos en una fábrica de chocolate.

Es decir, en total me salen unos 51 meses como periodista, lo que considero algo relevante, ya. 51 meses en Ceuta, Salamanca, Valladolid y Madrid, en cinco empresas de cuatro ciudades. No es raro que una de mis mejores amigas me haya identificado en su móvil como El Nómada Trashumante.

Soy el paradigma del contrato temporal. Sin exagerar, en la media. Ocho contratos ‘basura’ (siempre sin contar los clásicos de adolescente sin mucho que hacer) con un promedio de 6,3 meses cada uno. No está mal.

A lo que iba es que, después de este tiempo, después de moverme, de cambiar y de renunciar en un par de ocasiones por lograr algo mejor, me parece digno de reseñar el hecho de que por fin soy un indefinido. De los de contrato, no me refiero a ninguna extraña bizarría sexual.

Y bueno, la verdad es que lo piensas y, teniendo en cuenta la situación actual, no está nada mal.

Y hasta aquí la encíclica de hoy.

Paranoid escucha Audioslave

11 de Julio de 2009

Uno más

Posted by Paranoid en Sesiones (con Gordon Geco) | 16:38

Crisis, ¿quién dijo crisis? En nuestro departamento han contratado a uno nuevo. Creo que es maquetador, diseñador o algo así, pero no he cruzado muchas palabras con él. De momento…

Mochilo no sabía maquetar...

Paranoid escucha Casa Babylon, de Mano Negra