29 de Junio de 2007

Niño Cascarrabias

Posted by Paranoid en Miscelánea | 16:41

Prometí vengarme del Abuelo Cascarrabias hace unos meses por una fotografía que publicó (y que no viene a cuento recordar), pero creo que me saldrá el tiro por la culata. Para aquellos que no se lo creían, el Abuelo también ha tenido infancia. Y que pinta de no haber roto un plato. Lo que cambian las personas…

Pero que majo...

Paranoid escucha Jesus of suburbia, de Green Day

27 de Junio de 2007

Otra vez aquí

Posted by Paranoid en Miscelánea | 13:23

He vuelto. Y como es habitual en mi, he aquí una prueba de que he paseado por Londres.

En pleno Camden Market

Paranoid escucha The Aeroplane Flies High, de Smashing Pumkins

22 de Junio de 2007

Esfuerzos mentales

Posted by Paranoid en Miscelánea | 0:20

Dios de la lluvia: Cuando esté el cartel, me llamas y me lo dices.

Paranoid: Ya, bueno, le diré a alguien que te llame, yo me voy unos días.

Dios de la lluvia: Ah, que te coges unos días. ¿Y donde vas a ir?

Paranoid: A Londres.

Dios de la lluvia: ¿A Londres? Pues da recuerdos por allí a…

Paranoid: ¿A quien vea?

Dios de la lluvia: …a la Torre Eiffel.

Y no, ni era una coña ni un lapsus linguae

Paranoid escucha London Calling, de The Clash

19 de Junio de 2007

Potencia viril

Posted by Paranoid en Más allá de mi ventana | 0:01

Hay frases que me hacen pensar en que el futuro no parece tan complicado. La situación se plantea difícil, si, pero igual los que vienen por detrás no aprietan demasiado. Ejemplo, una joven de unos 18 años en un portal de Madrid:

“¿Por qué tía? Con esa potencia viril que te cagas…”

Documento estremecedor. Y eso que no podéis oir el tono que usó al decirlo.

Paranoid escucha The Most Vicious Crime, de Sparta
Paranoid teme que el título en Google lleve a errores

15 de Junio de 2007

Zodiac

Posted by Paranoid en Miscelánea | 11:18

Cuando acabas de ver una película como Zodiac, con asesinatos en zonas solitarias y oscuras, con apuñalamientos, con disparos y con ese nivel de suspense (al menos al principio), estas cosas mosquean…

Una y media de la mañana. Salgo del cine al aparcamiento casi totalmente vacío de un centro comercial. Avanzo hasta el coche, entro en él, me pongo cómodo y llamo a Lau. En ese intervalo, un 206 cercano arranca y se aleja y un hombre de 45 años entra en un Citroen Xantia verde, al otro lado de la calzada, enciende las luces, arranca y me mira durante unos minutos. Yo le observo mientras hablo con Lau, algo extrañado.

A los cinco minutos, el tipo lentamente sale de su parking para detenerse a unos 20 metros a mi derecha. Todo sin dejar de mirar (yo tampoco). Un rato después, cuando de cuento a Lau lo que ocurre, pasa un todo terreno de la Guardia Civil y el hombre del Citroen aprovecha para irse aunque, dos minutos después, aparece de nuevo por la parte izquierda del centro comercial (le había rodeado) y estaciona en el mismo punto pero con una novedad, baja del coche y se acerca a mí. No me cuesta trabajo imaginarme la música del oeste y un cardo de lado a lado, mecido por el viento. El “curioso” para a dos metros de la ventanilla del acompañante, se inclina hacia delante, abre bien los ojos y me escanea con su mirada. Yo le imito hasta que decide volver sobre sus pasos, Cuando llega a su vehículo, el Terrano de la Guardia Civil hace otra vez acto de presencia. Salgo detrás de él con tan mala suerte que el tipo raro se coloca entre los dos y luego aminora la marcha.

Subimos los dos una pendiente de dos carriles que se unen al final, y aparecemos en una pequeña vía de servicio con naves industriales a la derecha. Frena completamente y coloca el coche escorado hacia la izquierda, hacia el carril que ocupo yo detrás. Yo me detengo también (cualquiera sabe sus intenciones, pero no creí que fuera bueno pasar con su coche “apuntando”), bajo la ventanilla del acompañante y él hace lo propio.

Paranoid: ¿Tienes algún problema? (Al más puro estilo “duro-de-peli-de-hollywood”)

Tipo: Yo no, ¿y tú?

Paranoid: Merodeabas alrededor de mi coche mientras hablaba por teléfono, me mirabas desde el tuyo y ahora esto. Parece claro que eres tú el que lo tiene…

Tipo: (de nuevo) Yo no, ¿Y tú?

Paranoid: Si no te pasa nada, vete a la mierda y déjame en paz.

Arranco y me incorporo a la avenida con el hombre detrás. En el primer semáforo paro (estaba en rojo) y él lo hace detrás de mí, aunque más tarde se coloca en paralelo y fija sus ojos en mí. Cuando el semáforo se pone en verde, salgo y el tipo desaparece por la derecha, en la autovía con dirección a Salamanca.

Cuando llego a casa me encuentro maderas y tablas en el portal. Desde lejos, como le comenté a Lau, lo primero que pensé era en un ataud.

Y que soñaba.

Paranoid escucha The Unforgiven II, de Metallica

13 de Junio de 2007

Legión de Mudos

Posted by Paranoid en Miscelánea | 1:09

Casi una semana después, estas palabras aún resuenan en mi cabeza. Todavía puedo rememorar perfectamente a la niña, de unos 10 o 12 años, que ocupaba un lateral del escenario mientras los componentes de Celtas Cortos se mantenían en un segundo plano. El cañón de luz, en colaboración con su vestido blanco, convertía a la pequeña en una presencia inmensa, dominante, protagonista sin complejos de la noche. Su voz, aguda pero firme, recitaba algunas frases de Legión de Mudos como cuando se cantaba el Padre Nuestro en el examen de religión. Sin pensarlo, sin vivirlo pero sin un ápice de error. La carrerilla cabalgaba sobre su memoria y acababa en un aplauso intenso en el que las manos trasladaban la sinceridad plena del público. Mientras, la niña, lejos de amilanarse, mantenía la mirada al frente, directa hacia nosotros. Su actitud parecía incluso desafiante, todo lo contenciosa que puede ser a su edad, como si quisiera mostrar cierta comprensión más allá de un estudio apresurado del catecismo. Cuatro acordes después, la fuerza de la canción luchaba enconadamente contra unas palabras que recorrían el cielo estrellado como valquirias volantes.

El hombre ha vendido su alma al
diablo por la pasta, por el asfalto, por
un cuento de hadas que es falso.

Desde que naces ya te meten prisa:
a estudiar, a currar, el primero de
todos hay que llegar.

Somos una legión de mudos que no
sabe, no contesta, nunca opina ni
manifiesta.

Caminamos siempre solos sin contar con
los demás. Nos oprimen por la tele
por la calle y en el bar.
La vida se ha vuelto dura. No esta
fácil avanzar. De este cubo de
basura deberemos escapar.

Paranoid escucha Extermínense, de Corcobado

10 de Junio de 2007

Soy lo que como

Posted by Paranoid en Más allá de mi ventana | 20:35

Ahora que Soy lo que como vuelve a la parrilla con temáticas algo más especializadas, comedores escolares y “dietas milagro”, se me ocurre que también podrían hacer otra entrega monográfica. Algo así como “Soy lo que como, edición prisiones”. Invitados especiales: De Juana Chaos, Julián Muñoz (ambos hablarán de sus regímenes para adelgazar) y Otegui, por si se le ocurre empezar una dieta a él también. Además, si esto dura, igual podrían contar también con Isabel Pantoja.

Paranoid escucha Nuestro Baile del Viernes, de Sidonie
Paranoid quiere volver
Paranoid sueña con que no llegue el lunes

7 de Junio de 2007

¿Cuánto cuesta un café?

Posted by Paranoid en Miscelánea | 12:15

Esto si es aprovechar el tirón, aunque igual llegan un poco tarde. La publicidad es del Ministerio de Administraciones Públicas. En la letra pequeña, esa que nunca se lee y aquí tampoco, dice: “Por un poco más, y en lo que te tomas uno, podrás inscribirte en cualquiera de las 33.151 plazas de la Oferta de Empleo Público 2007. Realiza todos los trámites en www.060.es.”

Mucha coña...

Mucha coña…

Paranoid escucha Con la mano levantá, de Macaco
Paranoid siente que su cabeza va a explotar
Paranoid ya tiene hambre

5 de Junio de 2007

Para todo lo demás, Mastercard

Posted by Paranoid en Miscelánea | 0:16

Acto 1:

En la cocina, comida familiar en amor y compañía. Lau, Paranoid y los padres de ella disfrutan de la excelente mano de la madre para la gastronomía.

Lau: ¡Qué ricas están estas verduras! ¿Cómo las has hecho?
Madre Lau: Al horno. Es muy fácil, las pones en la bandeja y las dejas un tiempo, unos veinte minutos.
Lau: ¿Y si las pongo en una fuente de Durex?
Paranoid (mientras Madre Lau comienza a hablar): ¿Durex? –se empieza a poner rojo–. ¿Será Pirex ¿no? –pregunta, más rojo todavía, consciente de que el lapsus había pasado inadvertido–.
Madre Lau: Risas. Risas. Risas. (Comienza a contar una anécdota que mejor nos reservamos).
Lau: Risas. Bueno, quería decir Duralex
Paranoid: Ja ja ja. (Otro momento “no tiene precio” en mi lista de ridículos).
Padre Lau: Eh… si, si.

Paranoid escucha Vintage, de Jean Michel Jarre
Paranoid piensa sobre el Síndrome de Stendhal
Paranoid tiene sueño (ojalá se te cumpla, diría el Abuelo)

1 de Junio de 2007

Policía local

Posted by Paranoid en Miscelánea | 9:58

Desde este pequeño reducto quiero agradecer a la Policía local de Valladolid su agradable trato y su claridad a la hora de mostrar indicaciones. El dominio de las situaciones, unido a la amabilidad que destila en todo momento, ayudan de manera definitiva a que el ánimo de la mañana remonte en su viaje hacia el optimismo. También quisiera destacar su respeto a la igualdad a la hora de prodecer. Ancianos, familias al completo, rubias al volante o jóvenes con pendiente y caras de sueño, todos reciben de los agentes sus atenciones desinteresadas de la misma forma, envueltas en el deseo de ayudar y la infinita vocación de servicio público.

Respuestas como “las que tu tienes” a un educado y sincero gracias no hacen más que elevar mi alta estima con respecto al Cuerpo municipal, para nada insolente y barriobajero sino todo lo contrario: ejemplo de fidelidad al contribuyente, lazarillo del ciudadano.

Dicho esto, me despido al estilo Homer: “Soy un hombre mágico que vive en el país feliz, en una casa de gominola de la calle de la piruleta.”

Paranoid escucha Living on my own, de Freddie Mercury
Paranoid huele el fin de semana
Paranoid se arriesgará también hoy y se tomará un café