28 de Junio de 2006

La anti-excusa

Posted by Paranoid en Más allá de mi ventana | 0:00

El sexo y dos aspirinas es la mejor combinación contra el dolor de cabeza y las cefaleas, o al menos eso comentaba Luis del Val esta mañana, quien trasladaba a las ondas la opinión de varios médicos.
Por primera vez en mi vida, doy gracias a dios por mis resacas recurrentes domingueras (por supuesto, porque me sienta mal la salsa del durum) y pido toda la comprensión de Lau al respecto. Siempre se ha dicho que si es por salud, ningún esfuerzo es en vano. Y yo lo suscribo plenamente.
Y mi hermano, viendo La Vaquilla para reponerse del partido. Que sufrimiento…

Paranoid escucha a Luis Aragonés y sus siete excusas
Paranoid sigue en lucha entoavía (hoy voy ganando, ayer perdí)
Paranoid sueña con Essaouira

27 de Junio de 2006

Sin título (uno más)

Posted by Paranoid en Sesiones (con Gordon Geco) | 0:04

Esta noche me siento extrañamente imperfecto. No me duele. Ni siquiera me sorprende.
Pero me jode.

Paranoid escucha El Equilibrio es Imposible, de Los Piratas
Paranoid mira con recelo a los antibióticos
Paranoid echa de menos

23 de Junio de 2006

La SGAE y la solución creativa

Posted by Paranoid en Más allá de mi ventana | 18:57

El Congreso de los Diputados aprobó ayer la nueva Ley de Propiedad Intelectual que significa, entre otras cosas, que los consumidores paguemos un canon cuando compremos cedés, deuvedés pero también reproductores de MP3, teléfonos móviles y cualquier otro aparato con el que podamos grabar y reproducir archivos. Se trata de una norma difícil, de un texto que nace para “proteger” a los artistas pero, lo primero que consigue, es castigarnos a todos.
Fuera de toda consideración acerca de si se hace bien pirateando tanta música, película u otras obras, los compañeros hablábamos ayer en el curro y llegábamos a una conclusión. El hecho de pagar el dichoso canon al comprar el cd virgen o un móvil con memoria, ¿se puede entender que se nos castiga por algo que puede que hagamos en un futuro? Es como si parásemos a un Guardia Civil y le pidiéramos, por favor, que nos cobrara tres multas porque durante el viaje vamos a superar el límite de velocidad, o ir al juez para solicitarle unos añitos de cárcel puesto que nos vamos a cargar al jefe. Que nos digan algo luego. “Póngame un par de padrenuestros más, padre, que luego me lo voy a montar, de nuevo, con la vecina…” que decía el chiste. ¿Y silbar el último singles de Muse por la calle qué? ¿Será delito? ¿Nos cobrarán también canon por la capacidad de silbar o cantar en público?
Lo gracioso vendrá cuando te denuncie alguno de estos ladron… de estos de la SGAE. “Mire, claro, comprendo su postura señor inspector, si, tengo 18 gigas de música en mi ordenador y cientos de cedés grabados pero, ¿sabe usted? He pagado el canon, religiosamente, desde que usted lo impuso hasta por escupir en la calle y que el salivazo tuviera la forma de un cuadro famoso”.
De la clase política, de que todos, menos ERC y PNV que se abstuvieron, votarán a favor de esta ley tan bien pensada y definitiva, ni hablo. Y estos dos grupos, supongo que pedirían también un canon que revirtiera en ellos mismos. Conociéndolos…

Paranoid escucha Wolf like me, de TV on the Radio
Paranoid hoy ha sentido el rechazo de hasta el cinturón
Paranoid sueña con que mañana haga sol

19 de Junio de 2006

Máster de periodismo de I May Be Paranoid

Posted by Paranoid en Más allá de mi ventana | 23:41

Caso práctico 1:

“La Terminal 4 de Barajas cumple hoy cuatro meses. Tras los problemas iniciales, los vuelos parten ya con total normalidad y sólo 13 de cada mil maletas no llegan a su destino con su propietario. La mayoría de ellas aterriza en un vuelo posterior al que toma el pasajero y el resto es localizado en un corto espacio de tiempo aunque, ninguna se pierde en el viaje”.

Pregunta A: ¿Qué nota le damos al director de comunicación que ha colocado la noticia en una de las cadenas con mayor audiencia (técnicamente llamado “meterla doblada”)?

Pregunta B: ¿Qué consideraciones nos merece el periodista que ha redactado la noticia (técnicamente… ya sabéis)?

Os doy un par de días (y luego pasaré la gorra).

Paranoid escucha Music, de The Gift
Paranoid se ha ganado una venda
Paranoid no es vengativo, pero piensa…

15 de Junio de 2006

Tormentas

Posted by Paranoid en Más allá de mi ventana | 0:08

“Hace una noche fea, negra, siniestra”, dice la jefa de la casa, y tiene toda la razón. Yo por si acaso me voy despidiendo. Esto tiene pinta de acabarse. Una vez más, Acebes se equivoca (aunque igual aparecía la ciudad en una segunda línea de investigación) y el fin del mundo no empieza por Cataluña sino por un sitio mucho más cercano a su casa. Claro que todo tiene su explicación. Si le da tiempo, mañana saldrá a los medios diciendo que no podía ser de otra manera, que aquí nació su anticristo

Encantado.

Paranoid escucha Si j’aimais deux filles, de Eiffel
Paranoid ha recibido un correo para asistir a la formación del Encuentro de la Familia (sector: logistica de control)
Paranoid se tiene que terminar la trilogía, de cinco libros, esta noche

12 de Junio de 2006

Despertares

Posted by Paranoid en Sesiones (con Gordon Geco) | 19:46

“Estoy hasta las pelotas del despertador y de los asesinos en serie”.

O eso dije hace un par de días nada más despertarme, cuando aún chirriaba el aparato diabólico.

Paranoid escucha Was it all worth it?, de Queen
Paranoid está un poco harto hoy
Paranoid no sabe que pasará si le llega de nuevo el mensaje (y serán tres veces)

8 de Junio de 2006

Analogías baratas

Posted by Paranoid en Sesiones (con Gordon Geco) | 0:37

Esta mañana he hecho una analogía entre los surtidores limpiaparabrisas (también llamados, por el Abuelo, pitorros lanzaaguas) y el orden mundial. Allí estaban los dos, uno en occidente, el otro casi casi en oriente, midiendo sus fuerzas y lanzando chorros químicos y bacteriológicos por doquier. La luna estaba llena de puntos. Resina caída de los árboles, dirían algunos, naciones para mí. Los surtidores escupían sus armas y otros países satélites, también conocidos como escobillas, los barrían con mayor o menor éxito. La verdad es que no se encontraban en muy buen estado. Que se lo hubieran pensado antes, que hubieran elegido bien entre su desarrollo o las guerras, las rabietas de los demás. Así están ahora, quejumbrosos, chirriantes y desdentados. Sobreviviendo a duras penas, gracias a las ayudas “desinteresadas” de sus “amigos”, de sus naciones “hermanas”.
Los chorros, por cierto, hoy han vuelto a cambiar. El equilibrio de fuerzas se ha perdido de nuevo. La cal (¿la bomba atómica?) le ha vuelto a jugar una mala pasada a oriente, ha obstruido sus conductos y ha reducido sus fuerzas, enormes, pero inexistentes en comparación con la otra superpotencia-surtidor. Mientras tanto, sin preocupaciones ya, el chorro-Tío Sam prosigue su trabajo, destruye cual vogón todo lo que se encuentra por delante, incluidas las dos manchitas (Hiroshima y Nagasaki) a pesar de la intención, expresa y total, de solicitar una rendición digna e inmediata deseada, con discreción, por el emperador de esas manchitas y otras de alrededor…

Y ahora entendéis como voy a trabajar todas las mañanas.

Paranoid escucha Evil, de Interpol
Paranoid sueña con Sarajevo (revisited)
Paranoid espera dormir por el bien de sus compañeros

4 de Junio de 2006

Y me quejaba de mi sueldo

Posted by Paranoid en Más allá de mi ventana | 18:36

Me llena de orgullo (y satisfacción) reconocer que, a pesar de todo, tengo un sueldo de presidente del Gobierno. Bueno, de alguno...

Espero que a Evo Morales no le de por venir y nacionalizarse (para si mismo, se entiende) mis complementos salariales cuando se entere de que le supero a final de mes.

Paranoid escucha Dream on, de Chemical Brothers
Paranoid aún tiene que recoger la casa
Paranoid cree haber terminado con el spam (ale, paciencia que sólo son cuatro caracteres)

2 de Junio de 2006

La ascensión (express)

Posted by Paranoid en Más allá de mi ventana | 0:01

Parece que Rocío Jurado tenía bastante prisa por subir al cielo. Quince horas después de morir (y de recibir la despedida de miles de madrileños, la mitad de los cuales intentaban curiosear y chupar cámara), su cuerpo y su familia volaban en tres aviones privados (uno para ella sola) de Torrejón de Ardoz a Jerez.

A mi me parece exagerado y me reafirma en esa frase, tantas veces repetida y sabiamente mascullada por mi madre esta mañana temprano, cuando aún no era capaz de hablar. “Fijate, tanto dinero y al final le ha dado lo mismo”. Pues eso.

Paranoid escucha Just Because, de Jane’s Addiction
Paranoid soñará con la cervezada de esta noche con El Abuelo Cascarrabias
Paranoid todavía tiene agujetas