29 de Mayo de 2006

Once upon a time (y II)

Posted by Paranoid en Más allá de mi ventana | 0:31

Érase una vez una pareja en la estación de RENFE de Valladolid. Ella se encarama al tren, se da la vuelta y observa con ilusión a quien le acompaña en el andén. Se miran, se tocan y se besan. De alguna manera, una ley de la física les impide separarse. Él es atrevido, lanzado, “echao p’adelante”, como dirían en su pueblo. Ella, vergonzosa, tan ocupada en atisbar los alrededores como en recibir los gestos de cariño con gesto recatado. A dos minutos de la partida, él se acerca a su oído y le dice algo con cuatro palabras que escapan a través de una sonrisa pícara. Ella baja la vista hacia las baldosas desgastadas a base de suelas y ruedas de maletas. Enseña sus dientes. Tiene expresión cómplice, feliz, de imposible disimulo. Y contesta algo que a él le satisface. Sus caras se acercan, sus bocas se juntan en un beso perenne, sin pausa para respirar y él se da la vuelta y se aleja con porte chulesca, se cree el hombre más importante del mundo y si, así es, al menos en su interior.

Yo les observo con Lau apoyada en mi regazo. Los observo y comento la situación (de manera poco romántica, he de reconocer). Me gusta la escena. Calculo que entre los dos sumarán 150 años.

Paranoid escucha Piggy, de Nine Inch Nails
Paranoid tiene agujetas
Paranoid quiere una máquina del tiempo

24 de Mayo de 2006

A tres bandas

Posted by Paranoid en Más allá de mi ventana | 0:13

Paranoid: Buenos días. ¿Podría hablar con Julio?
Esposa (en adelante, Rogelia): Puesss, estoooo es que
Julio (fantasma): (Dile que estoy comiendo, diseloooo)
Rogelia: Es que en estos momentos está comiendo.
Julio (fantasma): (Que no estoyyyyy)
Rogelia: Esta comiendo…fuera. Si, fuera.
Paranoid: Ah. ¿Y cuando podría hablar con él?
Rogelia: Ejem… llámale dentro…
Julio (fantasma): (Dile que ya le llamo yo. ¡Que le llamo mañana!)
Rogelia: Oye, mira, mejor te llama él ¿Vale?
Paranoid: Muy bien, gracias.

Dos días después:

Paranoid: Buenos días, ¿podría hablar con Julio?
Julio (ya no tan fantasma): Hola. Si, soy yo. Verás, no te he podido llamar porque han operado a mi mujer. De cataratas. Ya sabes, no es mucha cosa pero claro, molesto si. Te llamo yo el lunes ¿De acuerdo?

Me da la impresión de que la próxima vez me contará que se va a hacer el casting para la Isla de los Famosos.

Por cierto, en esta ocasión el nombre es verdadero pero a ver, ¿cuantos Julios conocéis? ¿eh?

Paranoid escucha Pocket full of kryptonite, de Spin Doctors
Paranoid sueña con otro partido como el de hoy
Paranoid mañana va a tener agujetas

22 de Mayo de 2006

Crítica (enésima)

Posted by Paranoid en Más allá de mi ventana | 0:09

Fernando Alonso nos tiene que caer bien por decreto. Al menos eso parece cuando los medios hablan de él. Es un hecho generalizado, pero en algunos sitios resulta ya demasiado evidente. Esta tarde ha ocurrido en la SER. David Alonso, director de un programa sobre motor, ha abierto micrófonos a los oyentes para sondear la opinión de estos acerca de si el superhéroe Alonso ganará o no el mundial. Dos de ellos, uno incluso asturiano, han asegurado que si, que repetirá la “gesta”, pero que este chico “tiene los humitos muy subidos” y “me parece demasiado chulito”. La reacción del locutor ha sido de todo menos profesional, con argumentos de todo tipo para intentar rebatir a unos oyentes a los que él mismo, en un programa de información (deportiva, pero información), ha dado paso.
Por cierto, luego ha entrevistado a una piloto que empezó su carrera, de pequeña, en un kart. Una de sus preguntas: ¿Y cómo te dio, cuando eras pequeña, por los karts en vez de jugar con muñecas, (pausa, pensamiento, “mierda que pregunta acabo de hacer”,”joder, a ver como lo arreglo”) u otras cosas?
A veces da la impresión de que no avanzamos nada.

Paranoid escucha New Born, de Muse
Paranoid tampoco aguanta a Fernando Alonso
Paranoid va a tener un día complicado

17 de Mayo de 2006

Lluvia de ideas

Posted by Paranoid en Uncategorized | 22:52

Mi jefe me ha pedido que piense sobre una newsletter (un boletín, le dije yo, “ehhh, si, eso, una newsletter”). Hay que buscar la estructura, los contenidos que puedan interesar, la periodicidad… Tras explicarme, como puede el hombre, lo que busca, me anuncia que cualquier día “haremos una reunión, para celebrar una lluvia de ideas”. ¡Una lluvia! ¿Y por qué no un chirimiri, un chubasquillo, unas gotas, una niebla meona de ideas?
Será que piensa que nuestra inteligencia sólo da para eso, para una triste lluvia de ideas, lo de tormenta lo dejaremos para verdaderos profesionales…

Paranoid escucha Camarón, de Sobrinus
Paranoid espera un duro día mañana, tanto Barça, tanto Barça…
Paranoid se va a la cama

15 de Mayo de 2006

Estrategia comercial

Posted by Paranoid en Sesiones (con Gordon Geco) | 21:04

La semana pasada le hice una página a un tal Samir Mohamed. El tío tiene un negocio, precisamente, en la calle de los Moros. En cuanto lo he visto, me he puesto a pensar, algo que últimamente hago mucho y se me da bien:

¿Estamos ante una novedosa estrategia comercial? ¿Volvemos a la antigua estructura urbana basada en los gremios/nacionalidades?

Es que no me creo que sea casualidad.

(nota: el nombre es ficticio pero el verdadero no se diferencia mucho)

Paranoid escucha Vegetable, de Radiohead
Paranoid echa de menos viajar
Paranoid tiene los párpados muy pesados

13 de Mayo de 2006

Nacho Vegas

Posted by Paranoid en Más allá de mi ventana | 22:47

No cambia. Esté a cincuenta metros o a medio, siempre permanece serio, callado (salvo para cantar), soso, tímido, huidizo, titubeante, oscuro, solitario y, como dice Lady Gore, representa la decadencia personalizada.
Luego coge la guitarra, la acaricia, escupe cuatro palabras ininteligibles y rasga las cuerdas con aparente facilidad. Durante ochenta minutos se aprende, veta a veta, las tablas del suelo del escenario, pequeño, lleno con su presencia, la de su acompañante y un piano tapado con una lona que bien podría ser para él. Sólo levanta la vista para balbucear unos sonidos que nadie entiende, con una forma de hablar que recuerda los primeros minutos de la presentación de una tesis ante un tribunal. Cuando canta todo cambia. Su voz refleja su realidad vital. Sus letras, retazos de unas vidas que convergen, todas, en la suya. Sus melodías, sencillas, sin importancia, tan sustituibles como la pieza de un motor.
Su plan, ambicioso, consiste en sobrevivir.

Paranoid escucha Nuevos planes, idénticas estrategias, de Nacho Vegas
Paranoid hoy tampoco se encuentra
Paranoid no ha cenado

10 de Mayo de 2006

Va de canciones…

Posted by Paranoid en Uncategorized | 0:11

Un día leí a un tipo en un foro (que no he podido encontrar), que encontraba algo así como irresistible el sentido irónico de esta canción. Desde entonces, cada vez que la escucho, pienso en ello y, cada vez que la escucho, me siento más tonto.
Yo es que no lo veo. Y me parece que El Abuelo Cascarrabias, tampoco…

Cuando me hiciste llamar, no sospechaba
plastilina con color,ropa interior, recuerdos de allí afuera,
cómics de ciencia ficción, vida interior…

Y yo no quiero volver
no me repitas jamás
que no sabes qué hora es, las 7 y 27 o ¿no?
ya terminé…

No te echaré de menos en septiembre
verano muerto veré a las chicas pasar

Será, como aquella canción
de los años 80
seré, como el tipo que algún día fui

Bloody marys en el bar, un dejavu
matrix está cambiando
por la confesión brutal, de tu relato…

Y yo no quiero volver
no me repitas jamás
que no sabes qué hora es
las 7 y 27 o no?
ya terminé…

No te echaré de menos en septiembre
verano muerto veré a las chicas pasar

Será, como aquella canción
de los años 80,
seré, como el tipo que algún día fui
ya terminé….

Paranoid escucha There is a light that never goes out, por Deluxe
Paranoid tiene sueño y lo va a solucionar
Paranoid está contento, queda menos para el jueves

7 de Mayo de 2006

Dedicatoria a la carta

Posted by Paranoid en Sesiones (con Gordon Geco) | 21:45

Si volviera a nacer, si empezara de nuevo,
volvería a buscarte en mi nave del tiempo.
Es el destino quien nos lleva y nos guía,
nos separa y nos une a través de la vida.
Nos dijimos adiós y pasaron los años,
volvimos a vernos una noche de sábado,
otro país, otra ciudad, otra vida,
pero la misma mirada felina
.
A veces te mataría, y otras en cambio te quiero comer,
ojillos de agua marina.
Como hablar, si cada parte de mi mente es tuya
y si no encuentro la palabra exacta, como hablar.
Como decirte que me has ganado poquito a poco
tu (yo) que llegaste (llegué) por casualidad, como hablar.
Como un pájaro de fuego que se muere en tus manos,
un trozo de hielo desecho en los labios,
la radio sigue sonando, la guerra ha acabado,
pero las hogueras no se han apagado aun.
Como hablar, si cada parte de mi mente es tuya,
y si no encuentro la palabra exacta, como hablar.
Como decirte que me has ganado poquito a poco,
tu (yo) que llegaste (llegué) por casualidad, como hablar.
A veces te mataría y otras en cambio te quiero comer,
A veces te mataría, y otras en cambio te quiero comer
me estas quitando la vida, como hablar…

Y después de modificarla a mi gusto, te la vuelvo a dedicar, Lau. Espero, algún día, hacerlo de nuevo como la primera vez…

Paranoid escucha Cómo hablar, de Amaral
Paranoid acaba de cenar jamón y lomo ibérico
Paranoid espera el jueves con ilusión

3 de Mayo de 2006

Lógica informática

Posted by Paranoid en Uncategorized | 23:44

“El teclado no se encuentra instalado o Windows no lo detecta. Para continuar, pulse F1”.

Que cachondo mi ordenador ¿Eh? Pues miro por detrás y veo que, en efecto, la clavija se ha escapado así que la conecto y presiono F1. La carga del sistema operativo sigue y, 15 minutos después (es lo que tarda), abro un documento y, por supuesto, el teclado no funciona.

Y a mi es que no me sorprendió nada.

Paranoid escucha Life wasted, de Pearl Jam
Paranoid desea que llegue ya la tarde
Paranoid hoy no se ha olvidado nada