30 de Marzo de 2006

Batalha

Posted by Paranoid en Sesiones (con Gordon Geco) | 23:24

El gato era marrón, sucio (todo lo sucio que puede ser un gato) y con una mancha clara en el lomo. Nos miraba desde abajo con cierta desgana. Habría visto pasar a miles de nosotros por allí, aunque sólo se acordaría de los cuatro últimos. Yo sin embrago, mirada hacía atrás. Y sí recordaba. Más bien revivía. Me veía en lo alto de la torre de los Clérigos y buscaba entre los tejados, cuarenta metros más abajo, alguno que no tuviera lágrimas por tejas. Luego me trasladaba al Duero. Es lo que tiene imaginar, eres más libre de lo que vas a ser jamás. Desafiaba al horizonte. Una y otra vez. Y perdía siempre. Allí estaba, bajo la luz del crepúsculo, intentando descubrir la línea que separa el final del río y el comienzo del Atlántico. Parpadeo y he cambiado de aires. Estoy en medio de la ciudad. En una plaza vieja rodeada de casas viejas. Vacía, como de domingo por la mañana, con una ancia… En ese momento, una voz me devuelve a la realidad. “¿Qué es eso?”, me dicen. “Esto es la plaza de Batalha,” contesto. Y sólo pienso en el nombre bélico.
El gato estaba sobre una piedra grande, marrón y sucia. En la parte superior era un poco más clara.

Por cierto Audrey (¿qué ha sido de tu manzana?), yo no tenía mapa. Por una vez no lo necesitaba.

Paranoid escucha Music, de The Gift
Paranoid casi está de fin de semana
Paranoid madruga demasiado

27 de Marzo de 2006

Sin título

Posted by Paranoid en Sesiones (con Gordon Geco) | 23:44

“Un joven sobradamente preparado y sobradamente explotado, rojo, cada vez más, supongo que porque me están haciendo así, o por rebeldía, porque veo cosas que no me gustan y creo que hay cosas que no deberían ser así.”

Así he contestado a Lady Gore cuando me preguntaba anoche qué era yo. Justo antes había hablado con mi padre acerca de cómo están las cosas, de por qué los empresarios actúan con tanta impunidad y tan poco respeto, de cómo se nos explota, juegan con nosotros, nos insultan (no digo que lo hagan directamente, pero a veces también), nos indican el camino pensando ya en los cientos “como” nosotros que hay por el mundo, vírgenes, aún por explotar o con cierto aguante, deseosos de un sueldo de mierda que nos dé para vivir con los padres o en pisos compartidos, y para nuestros gastos, siempre que sean pocos, porque claro, el chico gana para sus gastos, pero que no se le ocurra viajar, o comprarse tres discos y dos libros al mes, o tomarse dos copas joder, que también es lícito, que para eso nos exprimen…

Y luego… pues luego me he reafirmado, me he desesperado, me he llenado de rabia y he llorado. La palabra “injusticia” apareció volando y yo la he golpeado, me parecía insuficiente, vacía, incluso burlona. Y ahora… pues ahora no se, no voy a dormir, no puedo, es lo bueno que tiene este sentimiento de venganza mío, que se funde con el desasosiego y se vuelve inofensivo, al menos para quien podría no serlo, para mi no tanto porque ahí se queda, uno más, agarrado a lo más profundo de mi ser, descolgándose gota a gota como una estalactita a ritmo de crecimiento inusual, y ni siquiera me deja dormir, no sea que me confíe, que me olvide.

Hoy escribo aquí, como desde hace tres meses. En vidadementirabarraparanoid. Pero no tiene mucho sentido. La vida es más real que nunca. Más puta que nunca. Y el paranoico es consciente de su solvencia mental. Y por una dos enésima vez, desearía que no fuera así.

Paranoid no escucha nada
Paranoid sueña con algo
Paranoid no puede entenderlo

26 de Marzo de 2006

Conciertos

Posted by Paranoid en Más allá de mi ventana | 23:36

Observaciones acerca de los dos conciertos del fin de semana:

Astrud (viernes): Legión de “alternativos” homogeneizados. Gafas de pasta, a menudo blancas, ellos. Ellas, camisetas con el mismo diseño que la página de prueba de una impresora de inyección y flequillo. Para Astrud, tres gallifantes (sobre cinco).

Manta Ray (sábado): Se puede decir que les vimos de refilón (y estábamos en la segunda fila). Es más, que todo el mundo les vio de refilón. El cantante sólo cambiaba su posición para darnos la espalda y aporrear su guitarra con una maestría que nadie habría presagiado. Por cierto, mis oídos aún sufren el “gran” sonido con el que nos obsequiaron. Para Manta Ray, cuatro gallifantes.

Paranoid escucha Lithium, de Nirvana
Paranoid sufre el cambio de hora
Paranoid ha vivido uno de los mejores fines de semana de su vida

24 de Marzo de 2006

Desidia

Posted by Paranoid en Uncategorized | 19:44

Le preguntaba al conductor con el que fuimos a Portugal sobre sí le gustaba conducir fuera del trabajo. “Tengo un Xantia”, me decía, “y llevo sin echarle gasolina desde principios de enero. Es que llego a casa o tengo días libres y no me apetece. Es más, no me gusta, prefiero el autobús”.

Algo parecido me pasa a mi ahora. Me paso el día escribiendo y cuando llego a casa…

Paranoid escucha El hombre que casi conoció a Michi Panero de Nacho Vegas
Paranoid se va en busca del mejor plan
Paranoid tiene Oporto blanco, ganas y la mejor compañía

22 de Marzo de 2006

¿Y si vinieran en yates?

Posted by Paranoid en Más allá de mi ventana | 0:30

Según un informe de la Guardia Civil, aunque algunos medios citan al CNI, entre 1200 y 1700 inmigrantes procedentes de Mauritania habrían muerto noviembre y diciembre cuando intentaban llegar a Canarias. Son aproximadamente la mitad de víctimas del 11-S, casi el doble de asesinados por ETA, un número mayor que los muertos causados por el Katrina… Sin embargo, son subsaharianos y pobres. Si, ahora salen en los medios, pero sólo porque al Gobierno se le ha ocurrido mentir sobre el tema. Y lo hace muy mal, en tres horas ya le habían pillado. Se les podría ocurrir aquello de aprender de los errores ajenos.
Al hilo de esto, una encuesta dice que buena parte de los españoles culpan a la inmigración de los sueldos bajos. Vienen, se juegan la vida, les explotamos y les señalamos con el dedo. Ha estado bien el comentario de Carlos Llamas al respecto: “Podían pensar estos que responden que los sueldos bajos no los pagan precisamente ciudadanos guatemaltecos…”
Estas cosas me hacen pensar en qué nos estamos convirtiendo.

Paranoid escucha Apocalypse please, de Muse
Paranoid tiene ligero dolor de cabeza y cierta euforia
Paranoid espera ansioso a Manta Ray

21 de Marzo de 2006

Va bien el camino…

Posted by Paranoid en Uncategorized | 0:43

Dice una amiga mía que esto va por temporadas y que cuando se acaba una racha negativa empieza una positiva sin más. Tan simple como eso. Yo entonces no lo veía tan claro. De hecho, algunos días me imaginaba mi futuro como el de Bart Simpson, o derribando edificios o de vagabundo clásico. Resulta que mi amiga Bea-la-roja ha acertado de pleno. Es martes, primer día completo de la primavera y hoy vuelvo a trabajar en algo que me gusta.
Siempre dije que el invierno era una estación triste, vengativa y con un poco de mala leche. Me quedan nueve meses para caerle bien…

Paranoid escucha Sad but true de Metallica
Paranoid echa de menos Portugal
Paranoid ahora se tendrá que poner camisa

15 de Marzo de 2006

Oportunismo

Posted by Paranoid en Más allá de mi ventana | 1:03

Puede que sea una campaña de marketing o una portada elegida a traición por algún becario un tanto tétrico. Esta mañana he pasado delante de un quiosco y he visto una foto en primera, a toda página, de Rocío Jurado en la revista “Saber Vivir”.
Anda que tiene su coña…

Paranoid escucha Drown me slowly de Audioslave
Paranoid se pierde hasta el lunes
Paranoid no se tiene

13 de Marzo de 2006

La Fiesta del Chivo

Posted by Paranoid en Más allá de mi ventana | 20:20

No suelo hablar mucho de cine por aquí porque, la verdad, no me siento muy capacitado. Hoy lo haré.
Ayer vi (vimos) La Fiesta del Chivo. Yo entré en la sala preparado. Había leído el libro y escuchado algunas críticas sobre la película pero ninguna me habló de una escena. De LA escena. Fueron unos minutos difíciles. No sabía donde mirar. La indignación crecía dentro de mi y expulsaba, como para hacerse hueco, un sudor frío que me hacía sentir extraño y bastante mal. No era culpa del director de la película, ni siquiera del realismo de la escena en cuestión (Trujillo en su “rancho” con una menor), era culpa de la conciencia absoluta de que la acción había ocurrido en realidad y me temo que en no pocas veces.
Por un momento me imaginé siendo Woody Allen y entrando en la pantalla de la misma manera que el neoyorquino salía de ella en La Rosa Púrpura de El Cairo. Me veía superando filas, subiendo hacia la imagen, metiéndome en ella y pegando una paliza al dictador, lentamente, golpe a golpe y haciéndole sufrir. Sin pausa y sin compasión, para que experimentara, mínimamente, el dolor que había infligido durante tres décadas a sus prisioneros. Todos los habitantes de la República Dominicana.
Al salir del cine me acordé de Milosevic. Me jode su muerte. Un infarto contra miles de desapariciones, asesinatos y torturas. Me parece que, al final, ha salido ganando.

Paranoid escucha El Bulevar de los Sueños Rotos, de Sabina
Paranoid está a punto de emigrar
Paranoid odia este ciber

10 de Marzo de 2006

It’s always up to you?

Posted by Paranoid en Más allá de mi ventana | 2:00

Iba por una calle sin identidad, una de esas calles mimetizada a base de ladrillo y cemento con el resto de la ciudad. La fina lluvia caía a regañadientes, sin ganas, desperezándose por el camino, pero su paso no se alteraba. Era lento, informe, desganado. Sus zapatillas, de hecho, nunca se levantaban totalmente del suelo alquitranado, como si el joven, en busca de los 25 más que de los veinte, considerase un gasto de energía superfluo el hacerlo. Su cara ensombrecida parecía intentar una comunicación con sus pies, como si fuesen partes autónomas de un todo sin poder. Escuchaba música y la compartía en forma de silbidos y sonidos guturales con el resto del mundo, el mismo mundo del que se quería separar sin condiciones de rendición posibles. Todo en él denotaba hastío, un cansancio vital que en otra época le habría llevado en volandas hacia el vórtice de una generación anónima. Pero hoy no, hoy sólo forma parte de cientos de estudios, estadísticas y palabras fatuas expresadas para amilanar y recordar repetidamente errores pasados (lo que estaba bien ahora está fatal). Dobló la esquina sin molestar y su imagen se perdió. Desapareció de la calle como entró en ella, sin marcar, de puntillas para no despertar a nadie. No se recordará que él alguna vez arrastró por aquella parte de la ciudad sus esperanzas.
Ni tan siquiera él mismo querrá hacerlo.


Maybe I’m mistaken expecting you to fight
Or maybe I’m just crazy, I don’t know wrong from right
But while I am still living, I’ve just got this to say
It’s always up to you if you want to be that
Want to see that
Want to see that way…
You’re coming along!


Paranoid escucha School, de Supertramp
Paranoid hoy madruga pero le da pereza meterse en la cama
Paranoid revisa la rutina de su habitación para comprobar que nada ha cambiado

8 de Marzo de 2006

Felicidad química

Posted by Paranoid en Sesiones (con Gordon Geco) | 11:40

Resulta curioso como una adecuada mezcla de endorfinas, aminoácidos y enzimas colocadas en algún lugar estratégico bajo nuestra corteza cerebral nos llevan, unas veces virulenta, otras sutilmente, de estados de euforia a depresión absoluta. Tras miles de años de evolución, el hombre ha conseguido un pulgar prensil, la capacidad de hablar, de andar erguido (aunque no todos)… pero no ha podido manejar los niveles de esas sustancias. Al menos, sin ingerir compuestos químicos. ¿Por qué no poder hacerlo? Sería algo así como ver una señal de peligro y ponernos a segregar endorfinas. Nada de bajones. Viviríamos casi siempre en un estado de sobre-euforia. Como después de consumir drogas si, pero todos a la vez. Puede que menos conscientes pero más felices. Aunque esto sería discutible porque, ¿lleva la inconsciencia a la felicidad?
Yo anoche experimenté un aumento bestial de aminoácidos. Parecía que me había hecho una trepanación y me había aplicado y masajeado el cerebro con una crema compuesta por estas sustancias. Coincidió con Perfect Day y una llamada desde Salamanca

Paranoid escucha World Wide Suicide, de Pearl Jam
Paranoid acaba de recibir otro incremento de aminoacidos
Paranoid empieza hoy un curso que le hace mucha ilusión

Next Page »